Desheredar a los hijos en Cataluña

¿Cuándo se puede desheredar a los hijos? Claves de esta tendencia

Hasta hace algunos años se hablaba poco o nada acerca de la posibilidad de desheredar a los hijos o a otros familiares, pero las cosas han cambiado últimamente, en especial a raíz de la pandemia por coronavirus. Desde entonces muchas personas se preguntan cuándo se le puede quitar la legítima a un hijo, o lo que es lo mismo, cuándo se puede desheredar a los hijos y cuáles son los motivos o causas legales para hacerlo.

Por eso en este artículo repasamos esta nueva tendencia que, en el caso de Cataluña, ya ha dado lugar a cambios legislativos para abrir el abanico y la puerta a más supuestos de desheredación.

Si tienes dudas, recuerda que estamos a tu disposición: somos abogadas especialistas en Sucesiones y en Familia, y podemos ayudarte en cualquier caso relacionado con tus relaciones personales y patrimoniales.

¿Qué es desheredar?

Cuando desheredamos a alguien estamos excluyendo a esa persona de la herencia a pesar de su derecho a recibir parte del caudal hereditario. Es decir, estamos expulsando a un heredero forzoso o legitimario y negándole su derecho, basándonos siempre en alguna de las causas que recoge la Ley.

En general, la normativa es restrictiva a la hora de negar a los herederos forzosos su derecho a heredar, si bien existen algunas diferencias en ciertas comunidades autónomas con respecto a lo que india el Código Civil nacional. Por ejemplo, en Cataluña es más fácil desheredar a un hijo que en el territorio en el que se aplica el Código Civil ‘general’.

¿Cuál es la legítima de un hijo?

Lo primero que debemos tener claro es cuál es la legitima de un hijo, y para ello hay que comprender que, si bien existe una normativa a nivel nacional, determinadas comunidades autónomas cuentan con sus propias normas.

Es el caso de Cataluña. Por eso en este artículo nos centraremos en la legítima en España y la legítima en Cataluña, así como en las causas para desheredar en cada uno de estos territorios.

No olvides que otras comunidades también cuentan con normas propias, como es el caso de Baleares o Aragón.

La legítima en España: regla general

Según el Código Civil nacional, los hijos y descendientes tendrán derecho a las dos terceras partes del caudal hereditario de sus padres. De estas dos partes, una de ellas se repartirá a partes iguales, mientras que la segunda podrá repartirse de forma desigual para favorecer a unos u otros según los deseos de los padres.

En cuanto al último tercio, es de libre disposición y puede entregarse a cualquiera (incluyendo a los hijos y descendientes, si así lo deseamos).

La legítima en Cataluña

En el caso de Cataluña, la situación cambia: la cuantía correspondiente a los herederos forzosos (ente los que se incluye a los hijos) es de una cuarta parte o del 25 por ciento del caudal hereditario.

Existe la particularidad de que se considerará imputable a la legítima el valor de los bienes que el causante hubiera donado durante los 10 años previos a su muerte. También se deducen las deudas y los gastos de la última enfermedad y del entierro o la incineración.

¿Qué se necesita para desheredar a un hijo?

Para desheredar a un hijo no basta con decidirlo: es necesario que se cumplan los requisitos legales para hacerlo y, por tanto, que concurra alguna de las causas para desheredar. Las vemos a continuación:

Causas para desheredar en España

Las causas para desheredar a un hijo en España son restrictivas y las encontramos en el Código Civil. En primer lugar, nos encontramos con las causas generales para desheredar, que afectan no solo a los hijos, sino a cualquier heredero (causas de indignidad). Son las siguientes:

  • Haber sido condenado por sentencia firme por haber atentado contra la vida, o a pena grave por haber causado lesiones o por haber ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al causante, su cónyuge, persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.
  • Haber sido condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es el causante, su cónyuge, la persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.
  • Haber sido condenado por sentencia firme a pena grave por haber cometido un delito contra los derechos y deberes familiares respecto de la herencia de la persona agraviada.
  • Haber sido privado por resolución firme de la patria potestad, o removido del ejercicio de la tutela o acogimiento familiar de un menor o del ejercicio de la curatela de una persona con discapacidad por causa que le sea imputable, respecto de la herencia de éste.
  • Haber acusado al causante de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.
  • Haber obligado al testador a hacer testamento o a cambiarlo con amenaza, fraude o violencia.
  • Haber impedido a otro por los mismos medios hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantar, ocultar o alterar otro posterior.

Además, como causas específicas para los hijos, encontramos las siguientes:

  1. Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.
  2. Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra. Sobre este último punto, el Tribunal Supremo viene admitiendo el maltrato psicológico como causa de desheredación, si bien en estos casos la prueba puede resultar algo más complicada. Por ejemplo, la desafección o desatención pueden llegar a considerarse maltrato.

Causas para desheredar en Cataluña

Las causas para desheredar en Cataluña se parecen mucho a las anteriores, si bien en esta autonomía encontramos un supuesto extra: la “ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre el causante y el legitimario, si es por una causa exclusivamente imputable al legitimario”.

Por lo demás, existen otras causas de desheredación en Cataluña muy similares a las del Código Civil nacional.

Estas son las causas de indignidad en Cataluña:

  • Condena por sentencia firme dictada en juicio penal por haber matado o haber intentado matar dolosamente al causante, su cónyuge, la persona con quien convivía en pareja estable o algún descendiente o ascendiente del causante.
  • Condena por sentencia firme dictada en juicio penal por haber cometido dolosamente delitos de lesiones graves, contra la libertad, de torturas, contra la integridad moral o contra la libertad e indemnidad sexuales, si la persona agravada es el causante, su cónyuge, la persona con quien convivía en pareja estable o algún descendiente o ascendiente del causante.
  • Condena por sentencia firme dictada en juicio penal por haber calumniado al causante, si lo ha acusado de un delito para el que la ley establece una pena de cárcel no inferior a tres años.
  • Condena por sentencia firme en juicio penal por haber prestado falso testimonio contra el causante, si le ha imputado un delito para el que la ley establece una pena de cárcel no inferior a tres años.
  • Condena por sentencia firme dictada en juicio penal por haber cometido un delito contra los derechos y deberes familiares, en la sucesión de la persona agravada o de un representante legal de esta.
  • Suspensión o privación de la potestad respecto al hijo causante de la sucesión, por una causa que les sea imputable.
  • Inducir al causante de forma maliciosa a otorgar, revocar o modificar un testamento, un pacto sucesorio o cualquier otra disposición por causa de muerte del causante o le haya impedido hacerlo, así como, conociendo estos hechos, haberse aprovechado de ellos.
  • Haber destruido, escondido o alterado el testamento u otra disposición por causa de muerte del causante.

Además, existen otras causas para desheredar específicamente a los hijos en Cataluña, también similares a las nacionales:

  1. Haber negado alimentos al que hizo el testamento, a su cónyuge, pareja estable o sus ascendientes o descendientes si tuviera obligación legal de hacerlo.
  2. Haber maltratado gravemente al testador, a su cónyuge, pareja estable, ascendientes o descendientes, incluyendo también el maltrato psicológico como causa de desheredación.
  3. Aquellos casos en que el hijo del causante haya perdido o le hayan suspendido la patria potestad sobre alguno de sus hijos.

Si tienes dudas sobre herencias y sucesiones en cualquier punto de España, ponte en contacto con nuestro equipo de abogadas.