Claves de la Ley de Familias 2024: un paso más cerca
Claves de la Ley de Familias 2024

La Ley de Familias 2024, un paso más cerca: conoce sus claves y detalles

Hace ya muchos meses que se viene hablando de la futura Ley de Familias. En concreto, en nuestro blog venimos hablando de ella desde 2022 pero, por diversos motivos, no ha sido hasta ahora que vuelve a retomarse con fuerza esta importante norma, si bien algunas de sus medidas se han ido ‘colando’ a través de otras normas durante todo este tiempo.

Ahora, el Gobierno retoma esta importante Ley, y lo hace por la vía de urgencia, con el fin de que pueda aprobarse durante los próximos meses (el horizonte que más se comenta, aún incierto, es  la primera mitad del año). En concreto, el Consejo de Ministros de España ha aprobado el Proyecto de Ley de Familias valiéndose del mismo texto que conocimos en 2023, añadiendo algunas modificaciones.

Comentamos cuáles son las propuestas que incluye esta Ley, que podría sufrir modificaciones a lo largo de su trámite parlamentario. Si necesitas ayuda en cualquier aspecto relacionado con Derecho de Familia, consulta a nuestro equipo de abogadas.

Claves de la Ley de Familias 2024

La futura Ley de Familias tiene muchos objetivos pero uno de los más importantes es, a nuestro juicio, proteger en mayor medida la igualdad en la crianza y promoverla tanto a partir de políticas de igualdad como a través de la financiación necesaria. Solo así es posible reducir la carga de trabajo no remunerado, asumida todavía de forma mayoritaria por mujeres.

En palabras del ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, Pablo Bustinduy, ”los datos nos dicen que las mujeres siguen asumiendo como propias la mayor parte de las tareas vinculadas al cuidado de la vida”. Por eso la Ley pone el acento en la necesidad de reducir esta brecha de género, cuyas consecuencias tienen cada vez un mayor impacto en nuestra sociedad.

Un ejemplo es que España es el país de la Unión Europea con mayor número de mujeres que se ven obligadas a postergar la decisión de tener hijos hasta pasados los 40 años.

Estas son las principales medidas que contiene, a día de hoy, la Ley de Familias:

  • Permiso por maternidad y paternidad. La Ley de Familias quiere ampliar de 16 a 20 semanas la baja por nacimiento, con posibilidad de flexibilizar las nuevas cuatro semanas de permiso con un trabajo a tiempo parcial. Además, la Ley podría permitir que el padre o la madre no gestante anticipe su permiso de 16 semanas hasta 10 días antes de la fecha prevista de parto para acompañar a la embarazada.
  • Prestación de 100 euros por crianza. La Ley reconoce la asignación por crianza de 100 euros mensuales para familias con hijos e hijas de 0 a 3 años en los mismos casos y términos que actualmente. Eso sí, la intención del Ministerio es «negociar» y «trabajar» para extender la renta de crianza de 100 euros al mes hasta que los hijos tengan seis años y, así, avanzar «hacia la universalización».
  • Protección a las familias monoparentales. Las familias con una sola persona progenitora (8 de cada 10 son mujeres) dispondrán de un título de acreditación oficial de familia monoparental. Este título se tendrá en cuenta para el acceso preferente a distintos servicios públicos, y, en particular, va a ofrecer la posibilidad de que tengan 16 semanas de educación infantil de forma gratuita dentro de los primeros 24 meses de vida del hijo o la hija.
  • Ampliación del concepto de familia numerosa. Al hilo de lo anterior, se equipararán los derechos de las familias monoparentales con dos hijos a los de las familias numerosas. Se sustituye el término de ‘familias numerosas’ por el de ‘familias con mayores necesidades de apoyo a la crianza’.
  • Protección a las familias numerosas. Se reconocerán como familias numerosas de categoría especial todas aquellas con cuatro o más hijos o hijas (anteriormente reconocidas a partir de los cinco) o con tres en caso de parto múltiple (anteriormente a partir de los cuatro). Se reducen también a tres cuando sus ingresos anuales, divididos por el número especial de sus miembros, no superen el 150 % del IPREM vigente.
  • Familia numerosa y divorcio o separación. Otra novedad consiste en que, en caso de separaciones o divorcios con custodia compartida, el título de familia numerosa lo podrán ostentar ambos progenitores, para que ambos puedan acogerse a sus beneficios.
  • Más derechos para las parejas de hecho. Los derechos de las parejas de hecho se equipararán a los de los matrimonios en varios puntos:
    • Tendrán derecho a pensión de viudedad (similar a la del matrimonio) y al complemento a mínimos de las pensiones.
    • Estarán en el acceso al Fondo de Garantía de Pago de Alimentos para los hijos e hijas a cargo en caso de disolución de la pareja.
    • Se creará un Registro Estatal de Parejas de Hecho centralizado para las parejas registradas a nivel autonómico.
  • Protección a las familias migrantes. En las situaciones familiares en las que alguno de sus miembros proceda de otro Estado o territorio y no tenga regularizada su situación administrativa, la ley garantizará un NIE para niños y niñas cuyos progenitores estén en situación irregular.
  • Protección a familias con personas con discapacidad. Se equiparará los derechos de las familias numerosas a aquellas familias que tengan un ascendiente con un grado de discapacidad igual o superior al 33 % (frente al 65 % actual). Y en familias con menores de edad con discapacidad, las administraciones competentes estarán obligadas por ley a asegurar la atención temprana y a facilitar los apoyos educativos necesarios.
  • Fondo de Garantía de Alimentos. Se ampliará el umbral de acceso al Fondo de Garantía de Pago de Alimentos, así como la cuantía, que podrá alcanzar los 500 euros mensuales (frente a los 100 actuales).

Todas estas medidas suponen importantes avances hacia la conciliación y la igualdad en el reparto de tareas en la crianza, ámbitos en los que, sin duda, nos queda mucho camino por recorrer. Además, se trata también de ofrecer un mayor espacio a la crianza, ampliando permisos y ayudas con el fin de que los propios progenitores puedan ser, en mayor medida, protagonistas en un momento tan vital para sus hijos.

Si necesitas ayuda en cualquier asunto relacionado con Derecho de Familia, ponte en contacto con nuestro equipo de abogadas.